blogautoestima

¿Qué es la autoestima y por qué es importante?

Hemos oído hablar de la autoestima cientos de veces, sin embargo, ¿sabemos lo qué es realmente?

La autoestima es como te sientes con quien eres, es decir, los sentimientos que tienes hacia ti mismo, como si de una relación amorosa se tratase. Porque en realidad la relación con nosotros mismos ¡es una relación amorosa!

la autoestima

Te voy a plantear dos casos:

A. Imagínate estar con alguien muy cercano (ya sea una pareja o un amigo muy íntimo) a quien todo el rato estás criticando y despreciando, y además se lo haces saber de muy diversas maneras: le miras mal, le dices cosas desagradables e incluso no le permites acompañarte a algunos lugares o expresar lo que desea.

Difícil imaginar el tratar así a alguien querido, ¿no?

B. Ahora imagínate a este mismo compañero, pero en este caso aprecias las cosas que hace bien, y las críticas que le haces son siempre constructivas, es decir: desde el respeto y el cariño.

Además, estás encantado de su compañía, y a menudo le preguntas qué necesita, qué deseos tiene. Y sobre todo: te encanta cuidarle.

Pues bien, si tienes la autoestima por los suelos, te tratarás como en el primer de los casos. Y si tienes una buena autoestima, como en el segundo: tratando de mejorar, pero con cariño y paciencia en tus dificultades.

Por qué tenemos la autoestima baja

¿Por qué hacemos hincapié en las dificultades? (inherentes por otro lado a todo ser vivo).

En Dhara Psicólogos Coruña pensamos que, porque dado que la autoestima son los sentimientos que desarrollas hacia ti mismo, esto cuando más claramente queda en evidencia es cuando te encuentras en dificultades (ya se dice que en los momentos más difíciles de nuestra vida es cuando vemos quien es de verdad nuestro amigo, ¿no?). Simplemente, ahí se aprecia si colaboras a construirte o a destruirte.

la autoestima

Por tanto, a continuación te explicamos 10 claves para fomentar una buena autoestima: 

  1. Tienes que saber que nadie “nace aprendido”, cometer errores sirve para aprender de ellos. Así que, repara honestamente los daños cuando sea necesario y posible y sigue para delante, ya sabes cómo actuar ante ciertas situaciones que antes no sabías.
  2. Desarrolla la paciencia contigo mismo. Paciencia no es lo mismo que indulgencia. “Hacerte el avión” o mirar para otro lado no es lo mismo que hacerte responsable de tus dificultades y empezar de nuevo con fuerzas renovadas. Trátate a ti mismo como tratarías a un buen amigo.
  3. Barema bien el grado de culpa que sientes. No todo es culpa tuya. Un exceso de culpa habla también de una baja autoestima. Sé asertivo: hazte responsable de tu parte y deja para los demás lo suyo.

    4. Cuida tus horas de descanso. Dormir las horas necesarias es sencillamente básico. Después de haber descansado, veremos las cosas con mayor optimismo (incluso a nosotros mismos) de forma natural.

    5. Entiende que tus momentos de disfrute y ocio son relevantes, porque tú eres importante por lo que eres y no sólo por lo que haces: tener momentos de diversión o relax que te permitan desconectar de tus responsabilidades sin duda va a hacer que te gustes más.

    6. Cuida tu aspecto físico. El cuerpo perfecto es un mito, ¿cómo puedes mimar tu cuerpo real? Deja de compararte y céntrate en lo que más te gusta de tu cuerpo. Sigue una dieta saludable y te sentirás más ligero y lleno de energía.

    7. Haz ejercicio. No importa qué, ni cómo, ni cuando: volver caminando del trabajo, subir por las escaleras, dar un pequeño paseo al atardecer… Poner tu cuerpo en movimiento te ayudará a tener más alegría y claridad mental.

    8. Ponte metas asequibles. Los objetivos que te fijes deben suponer un reto pero que sea asequible. Por querer hacer demasiado corres el riesgo de no hacer nada.

    9. Atiende a los vínculos importantes de tu vida. Fomenta las relaciones con personas que reconocen tu valía y te hacen sentir querido.

    10. Conócete a ti mismo. Aprende a detectar y gestionar la voz interior negativa con herramientas como el Mindfulness (atención plena). En nuestra terapia individual explicamos que esta práctica también te ayudará a integrar las sensaciones físicas en tu vida diaria.

    A su vez, conocer tus puntos fuertes y tus puntos débiles, te va a dar una mayor seguridad en ti mismo.

autoestima por las nubes

En resumen, tener una buena autoestima tiene que ver con creer que mereces una buena vida y obrar en consecuencia. Es la base para saber cuidar de uno mismo y poder disfrutar de una vida plena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario