blogestres

¿Qué es el estrés?

El estrés es una de las principales causas de malestar en nuestra sociedad actual.  Pero, ¿sabemos que es realmente el estrés y cómo funciona? ¿Qué tipos de estrés existen?

El estrés es una reacción física del cuerpo para sobrevivir: “Es el proceso que se pone en marcha cuando una persona percibe una situación o acontecimiento como amenazante o desbordante de sus recursos”¹.  Este proceso se manifiesta a nivel neuroendocrino, psicofisiológico y psicológico.

Así, el organismo “se prepara para la lucha o la huida de la amenaza. Esta reacción que en principio es adaptativa y natural, tendrá unas consecuencias tremendamente negativas para la salud cuando se presente con demasiada frecuencia o simplemente dicha preparación y el exceso de energía que supone no son necesarios.”²

Para explicar esto recordemos que el sistema nervioso autónomo se divide en el sistema nervioso simpático y el parasimpático. Mientras que el sistema nervioso parasimpático se activa cuando la persona entra en un estado de calma, el sistema nervioso simpático se activa cuando percibimos una amenaza. Por ejemplo, si un coche está a punto de atropellarnos o si un animal salvaje estuviese a punto de atacarnos.

El problema es que, hay otro tipo de situaciones cotidianas que activan esta respuesta de estrés que de entrada podrían parecer menos amenazantes, y que esta respuesta se mantiene en el tiempo.

camperona2010

Mecanismos de supervivencia: Respuesta de lucha, huida o congelación

Ante la percepción de que nuestra vida está en peligro, el cuerpo activa el mecanismo de supervivencia, que decide rápidamente si destina nuestra energía para una respuesta de lucha, huida o congelación. Aquí se activa el sistema límbico o la amígdala.

Veamos estas respuestas:

  • Respuesta de lucha o huida: Se activa el sistema nervioso parasimpático, preparándonos para correr o luchar. Así, se liberan las conocidas hormonas del estrés en el torrente sanguíneo, como son el cortisol y la adrenalina. La fuerza física aumenta en sobremanera, creándose situaciones inverosímiles en circunstancias normales, como levantar un peso desproporcionadamente grande para una persona de complexión ligera, o correr mucho más rápido de lo que habitualmente sería posible.

Aquí nos encontraremos con el ritmo cardíaco y la respiración elevados, temblores, pupilas dilatadas, la digestión y el sistema defensivo inhibidos, pues toda la energía se destina a lo prioritario: luchar o huir.

  • Respuesta de inmovilidad o congelación: Esta respuesta se utiliza cuando la lucha o la huida no son opciones válidas, por lo que el destino de la energía disponible en nuestro cuerpo es la congelación. Con esta repuesta nos insensibilizamos, perdiendo también el contacto con nuestros sentimientos.
tipos de estres mas habituales

¿Cómo funciona esto en nuestra vida diaria?

El cerebro humano es capaz de generar una sensación de amenaza emocional sobre el cuerpo que actúe de la misma manera que si hubiese un tigre, con menos intensidad, pero exactamente el mismo mecanismo y las misma descarga hormonal.

Dependiendo donde pongamos nuestra atención, de las expectativas que tengamos de nosotros y de los demás (por ejemplo, si creemos que podemos confiar o no), de la forma en la que nos hablamos a nosotros mismos, respondemos a creaciones mentales como si fueran situaciones de amenaza físicas. Por tanto, mi organismo puede entrar en respuesta de huida, lucha o bloqueo simplemente ante las voces negativas de mi diálogo interno.

estress

Tipos de estrés

Por tanto, en base a lo anterior, vamos a catalogar 2 tipos de estrés:

  1. Eustrés: “El estrés no siempre tiene consecuencias negativas, en ocasiones su presencia representa una excelente oportunidad para poner en marcha nuevos recursos personales, fortaleciendo así la autoestima e incrementando las posibilidades de éxito en ocasiones futuras. Ante un desafío, la persona agudiza sus capacidades, mejorando el desempeño”³

La duración de este tipo de estrés es puntual, no se mantiene en el tiempo. Por tanto, cuando encontramos solución al desafío que se nos presentaba, el estrés se detiene y nos sentimos orgullosos de haberlo logrado, con lo que la autoestima se ve reforzada.

Aquí hablamos de retos, donde el miedo inicial se transforma en alegría.

  1. Distrés: Sucede cuando la persona se ve superada por las circunstancias, se ve insignificante frente al desafío, que en vez de como un reto se percibe como una amenaza.

Así, el miedo inicial se transforma en desesperación, ira e impotencia, lo que mina nuestra autoestima.

Este tipo de estrés perdura en el tiempo, y también puede ser denominado estrés crónico, manteniendo al sistema nervioso autónomo sobre estimulado semanas, meses o incluso años. Así, a través de la activación continua de los mecanismos de superviviencia la persona se encontrará agotada, irritable y con falta de concentración.

stress laboral

Tres claves esenciales para disminuir el  estrés:

  1. Ejercicio físico: Cualquier actividad que implique moverse más. Simplemente, caminar media hora cada día marcará una gran diferencia.
  2. Expresar tus sentimientos: Por todos es sabido que poner nuestros pensamientos en voz alta con alguien de confianza nos ayuda a ordenarlos y en ocasiones a dejar cargas atrás.
  3. Practica Mindfulness en tu vida diaria.

Mindfulness o atención plena no es más que entrenarse en prestar atención a las cosas reales que están sucediendo aquí y ahora. Por ejemplo, la respiración, las sensaciones del cuerpo, etc.

Cuando focalizamos nuestra atención en el presente, el discurso mental interno disminuye, con lo que nos lamentaremos menos por el pasado y nos preocuparemos menos por el futuro, lo que indudablemente hará que tengamos mayor claridad y espacio mental para tomar mejores decisiones en el presente.

La práctica de Mindfulness reduce el volumen de la amígdala, por lo que nos veremos menos controlados por el miedo y la ira.

Si aún con nuestros consejos crees que necesitas la ayuda de un profesional de la psicología no dudes en contactar con nosotros para programar una sesión de terapia individual y estudiar tu caso-

mindfullness

En este tipo de casos, puede ser necesario buscar ayuda psicológica en Coruña o en el lugar de residencia habitual.

Entre este tipo de estrés suelen encontrarse el estrés laboral o el llamado estrés crónico y siempre es aconsejable contactar con un especialista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario